Me curaste las heridas

Me curaste las heridasMe encaminaste a la felicidad a paso lento.Con tu mano levantaste mi rostro, curándome las heridas con tu mirada.
Tus brazos fueron mi refugio, tu calor fue la energía que necesitaba mi cuerpo.
Me enseñaste amar de una manera tan especial, así como volver a respirar.
Tu mirada me dijo que todo estaría bien, que todo había pasado.
Aquella rosa que fue tu cómplice en cada caricia de mi piel.
Gracias por existir.

SIGUIENTE POEMA:

POEMA ANTERIOR: